CLICK AQUI PARA INGRESAR AL SITIO

Equilibrio natural de piedra y hombre, verde y gris, nube y sombras.

Tandil suspira oliendo a tilos mientras guarda celosamente su identidad de pueblo
para no morir aplastada en su marcha de expansión. Mezcla de paz con aventura,
pasado con presente.... comodidad y excelencia con cosa “genuina”.

¿Cómo definir lo que se ama?
¿Cómo explicar que el viajero queda prendado y la elige para quedarse a vivir? 
Tandil, no se puede explicar...hay que vivirla. 

········································



·  ·

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------

LA MADRUGADA 2014
DG. DEDOSDG@GMAIL.COM
. . .